Arbúcies

En medio de los hermosos paisajes de Les Guilleries y del Parque Natural del Montseny, a sólo 11km desde el Vilar Rural de Sant Hilari encontramos la villa de Arbúcies, un bonito pueblo con un paraje inigualable: ¡un 90% de su territorio del municipio es bosque!

Qué ver:

  • Castillo de Montsoriu

Es uno de los palacios más bien conservados de Catalunya y, sin duda, uno de los recintos medievales más imponentes. Uno de sus encantos es que se encuentra en un turón de 600m, al pie del Montseny y muy cerca de Les Guilleries, rodeado por únicamente el color verde y es que únicamente se puede llegar a pie*. ¡Desde arriba se puede ver el valle de Tordera, el Maresme y el litoral de la Costa Brava!

* Desde Arbúcies hay 2h 30m. a pie y des de Breda se llega en 1h 30min. La opción más fácil y accesible es ir en coche hasta el parking del coll de Castellar y subir a pie en 30 o 40 min. por una pista forestal.

 

  • Árbol de la Libertad

  • Fuente de las Pipas


Otros puntos de interés: Plaza de la Villa, San Pedro Desplà, San Cristóbal de Cerdans, Santa María de Lliors, San Mateo de Joanet, Paseo de la Riera Fuente del Hierro, El Salto de la Mujer de Agua

 


Espinelves

En plena montaña y cerca del mar, encontramos el pequeño pueblo de Espinelves, en la comarca de Osona. Su encanto reside en sus edificios de piedra, los verdes parajes y aguas puras que la rodean y en la tranquilidad que se respira. Es conocido principalmente por su tradicional feria navideña del Abeto y por su iglesia románica. Su paisaje, que conjuga todas las tonalidades del verde, complementa toda la suma de elementos que hacen de este lugar un paraíso, donde impera el silencio, la paz y la quietud.

Qué ver:

  • Iglesia románica de San Vicente

Original del siglo XI-XII y ampliada al S.XVII. Destaca su campanario de planta cuadrada y la Virgen del S.XV, dedicada al Rosario.

  • Arboleda de Mas Joan

A las puertas del pueblo, se trata de la concentración de árboles monumentales más grande de Cataluña, cuenta con 58 especies diferentes de coníferas y con el abeto más alto del país, de 43m.

  • Feria del Abeto

Se celebra cada Navidad desde principios de los años ochenta. Se trata de una feria donde un centenar de artesanos de distintas especialidades nos enseñan sus trabajos en directo, en medio de abetos conreados en la zona y que esperan ser adornados en las casas de todos los visitantes.

*fotografia: Ajuntament d'Arbúcies