El pueblo de las 100 fuentes

Su patrimonio y su maravilloso entorno natural hacen de Sant Hilari Sacalm de un lugar ideal para perderse por sus rincones y explorar sus históricas fuentes, plazas y antiguas calles que conforman el municipio.

Conocida como "la villa de las cien fuentes", por el centenar de fuentes que se encuentran paseado. Se trata de fuentes de aguas mineromedicinales que ham marcado la economía del pueblo y uno de sus principales atractivos. La Font Picant, la Font Vella, la Font d'en Gurb, la Font del Cirerer, entre muchas otras, se esparcen por todo el término municipal y permiten saborear el agua como fuente de vida y descubrir la frescura de los paisajes que las rodean.

Ubicado a 800m de altitud, está situado en el macizo de Les Guilleries, junto al Parque Natural del Montseny. Visita Sant Hilari y descubre la importancia de elementos como la madera, el bosque y el agua en relación con la historia y el presente de esta población.

 

Rincones históricos

Para conocer mejor la historia de Sant Hilari, no hay nada como visitar la Plaza Mossèn Cinto Verdaguer, la Plaza Gravalosa, con grandes cedros y castaños que la rodean y sus fuentes, como la Del Pic y la Font Vella o la Font Picant, conocida por las propiedades curativas de sus aguas.

 

  • Mercado Semanal

Con unas 30 paradas de productos como frutas y verduras, textil o equipamientos para el hogar, el Mercado Semanal se hace cada domingo de 7:00 a 14:00h en la Plaza del Ayuntamiento.

 

  • Espacio AQUA

Ubicado en el polígono Mas Garriga, AQUA es un espacio didáctico, con visitas guiadas, talleres e itinerarios por el entorno y fuentes de las Guilleries. Este nuevo concepto de museo moderno utiliza el agua mineral -elemento característico de San Hilari- como protagonista de su exposición permanente "Agua: memoria, naturaleza y bienestar", que presenta varios audiovisuales, elementos interactivos y escenografías con el ánimo de sensibilizar a sus visitantes sobre la necesidad del agua y de hacer un consumo responsable de ella.

Gastronomía

Sant Hilari dispone de una gastronomía privilegiada que combina tradición y modernidad. Los platos emblemáticos del municipio están elaborados con los productes que la tierra nos ofrece a lo largo de las diferentes estanciones. En primavera y verano, platos cocinados con las hortalizas y hierbas del bosque; en otoño, la caza, las setas, las castañas y los frutos característicos de esta estación, y en invierno, los embutidos y otros productos obtenidos de la tradicional matanza del cerdo. Todo esto, claro, acompañado por las aguas de las más de cien fuentes de las que dispone el pueblo, y de los 'Jauments', el postre tradicional y autóctono del municipio.