Un toque elegante para disfrutar de momentos tranquilos. Su terraza ofrece hermosas panorámicas al pueblo de Arnes.

  • Abierto a clientes no alojados