El Vilar Rural de Cardona es un hotel ideal para una escapada de fin de semana. Impregnado de la tranquilidad propia del valle del Cardener encontramos un territorio de grandes bosques y extensiones de cultivo junto con profundos valles y suaves atalayas.

Cultura que deja huella

Los pueblos vecinos del Vilar Rural tienen un gran interés cultural, tanto por su patrimonio monumental como por su folklore. Se puede disfrutar, por ejemplo, de una visita al Monasterio de Sant Benet de Bages, antigua abadía benedictina recientemente restaurada, o del próximo Castillo medieval de Cardona. O descubrir fiestas de tanto renombre como la Fiesta de los Traginers de Balsareny, la Patum de Berga o los Trabucaires de Solsona.

La cultura de la comarca también se manifiesta a través de su cocina. Las recetas populares combinan con inteligencia los ingredientes que la naturaleza pone a nuestro alcance, como los embutidos o los excelentes platos de la cocina del interior, acompañados de vinos de la Denominación del Pla de Bages.

La Sal, patrimonio natural de Cardona

El Valle Salina, muy cerca de la villa de Cardona, es considerado un Espacio de Interés Natural de Cataluña. Es donde encontramos la espectacular Montaña de Sal, creada a partir del fenómeno geológico del crecimiento vertical de la sal.

La mano del hombre también ha contribuido a dar forma a este peculiar lugar. De hecho, la sal de este salino se aprovecha desde el Neolítico, hace más de 6.000 años.

Son todos estos elementos junto con las actividades internas del propio Vilar, que hacen que este alojamiento rural sea un lugar ideal para una escapada de fin de semana para descubrir el interior de Cataluña.